Escuchala online

Luz verde para que las jugadoras trans de hockey integren equipos femeninos

La Confederación Argentina de ese deporte modificó su postura. Qué condiciones exige ahora a quienes hayan cambiado de género.

La Confederación Argentina de Hockey difundió una circular en la que comunica una modificación en su postura acerca del "cambio de género”. Dice el texto que "aquellas personas que cambien de sexo masculino a femenino son elegibles para competir en la categoría femenina” siempre y cuando se den algunas condiciones.

Ahora, entonces, las mujeres trans podrán participar en todos los torneos y todas las categorías del hockey femenino argentino. Hay que recordar que el puntapié inicial en esta cuestión lo dio la jugadora trans del club Germinal de Rawson, Jessica Millamán.

Además, la Confederación Argentina aclaró que como entidad afiliada a la Federación Internacional de Hockey (FIH) adopta los lineamientos elaborados en la Reunión de Consenso del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre Cambio de Sexo e Hiperandrogenismo, para dar cumplimiento a la Carta Olímpica.


Después de varias idas y vueltas sin tener los resultados deseados, Millamán llevó su caso a la Justicia y logro que un magistrado, Martín Alesi, ordenara el fichaje de la jugadora, puesto que no hacerlo era violatorio de la Ley de Protección Integral a las Mujeres y de la Constitución provincial. Posteriormente, la jugadora logró su primer objetivo: volver a jugar para Germinal.En septiembre del año pasado, la jugadora Jessica Millamán del Club Atlético Germinal de Rawson, comenzó una extensa lucha por haber sido discriminada por la Asociación de Hockey del Valle del Chubut, ya que le impedían ficharse para jugar por su condición de transexual.

La lucha de Millamán continuó y se le fueron abriendo puertas. Fue así que el secretario de Deportes de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, Ariel Velázquez, envió a Jessica Millamán una invitación para participar de los World Out Games, Juegos Mundiales de LGBT, que se llevarán a cabo a partir del 26 de mayo y hasta el 4 de junio de este año en la ciudad de Miami, Estados Unidos. La jugadora ya tuvo sus primeras prácticas con el seleccionado.

Entre las condiciones que le imponen a las jugadoras transexuales se cuentan que la atleta haya declarado que su identidad de género es femenina. Dicha declaración, además, no podrá ser modificada con fines deportivos por un lapso mínimo de cuatro años.

Además, la atleta debe demostrar que su nivel de testosterona total en suero está por debajo de los 10 nanomoles por litro (nmol/L) durante al menos de 12 meses antes de su primera competencia, aunque este lapso requerido podría ser más prolongado según la evaluación de cada caso en particular. Es decir, se considerará si 12 meses es o no un período suficiente para minimizar cualquier ventaja en una competencia femenina.

Comentarios Libres