Escuchala online
BRASIL

Al menos 200 desaparecidos tras avalancha de agua y barro que arrasó un pueblo

Ocurrió en el estado de Minas Gerais; varios pueblos debieron ser evacuados ante la magnitud del desastre

Unas 200 personas fueron declaradas desaparecidas tras la ruptura este viernes de un dique minero en la localidad de Brumadinho, en el estado brasileño de Minas Gerais (sudeste), informaron los bomberos.

Un portavoz de los bomberos había dicho previamente que el desastre dejó "varios muertos".

La tragedia provocó una correntada de lodo que llegó al río Parapoeba.

Una de las represas de Vale en jurisdicción de Brumadinhose rompió este viernes y un río de lodo destruyó algunas casas próximas a un poblado vecino, pero las autoridades no han confirmado hasta ahora si el vertido causó víctimas mortales.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien tiene previsto visitar el lugar de la tragedia este sábado, afirmó que la mayor preocupación del Gobierno en este momento es atender a las eventuales víctimas de la "grave tragedia".

Colapso de un dique en Brasil

El Ejecutivo creó además un gabinete de crisis para acompañar la situación y afirmó "que todas las medidas posibles están siendo tomadas" ante la gravedad de los hechos.

Según mostraron las imágenes de televisión, el río de lodo tras la ruptura del dique ha arrasado diversas viviendas, vehículos y objetos que ha encontrado a su paso.

La minera Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo, admitió que el accidente puede haber dejado víctimas.

"Había empleados en el área administrativa, que fue afectada por los residuos, indicando la posibilidad, aún no confirmada, de víctimas", informó la gigantesca minera en un comunicado. El incidente se produce tres años después de que la ruptura de los diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, provocara la mayor catástrofe ambiental de Brasil, que causó 19 muertos por un vertido de residuos minerales también en el estado de Minas Gerais.

La tragedia de entonces generó una ola de siete millones de metros cúbicos de residuos minerales (níquel, sílice y hierro), mezclada con otros 55 millones de metros cúbicos de agua.



Comentarios Libres