Escuchala online

Una joven de 22 años murió por un aborto clandestino en Santiago del Estero

Liliana Herrera falleció ayer como consecuencia de una infección generalizada. Es la tercera muerte del año en el Hospital Regional de Santiago del Estero.

A dos días de la votación en el Senado del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, una joven de 22 años murió en Santiago del Estero tras someterse a un aborto clandestino.

Liliana Herrera falleció ayer como consecuencia de una infección generalizada. Madre de dos hijos, llegó el viernes desde el Departamento de Loreto, ubicado en el centro de la provincia de Santiago del Estero, a la guardia del Hospital Regional de esa provincia.

"Le hicieron una histerectomía. En el quirófano sufrió varios paros cardiorespiratorios y la pasaron a terapia intensiva, donde murió anoche", dijo al diario La Nación Teresa Santillán, médica de una unidad primaria de atención de Santiago del Estero e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Este el tercer caso que se registra en ese hospital en lo que va del año. Por su parte, los senadores de la provincia adelantaron que votarán en contra.

"Tengo fundamentos de la ley natural, del derecho natural, ideológicos y científicos, y tengo fundamentos desde el punto de vista legal, de la Constitución que dice a partir de qué momento hay vida, y principalmente tengo fundamentos religiosos. Nosotros los vivos estaremos tratando la muerte de otros seres que también merecen estarcomo nosotros", la senadora Ada Itúrrez de Cappel a El Liberal.

Por su parte, Gerardo Montenegro, senador del Bloque Frente Popular, dijo que “al niño se lo protege desde el embarazo o concepción”: "El más importante derecho a proteger es su vida. Por supuesto, que nuestro Código Civil y más aún la última modificación reciente dispone claramente en su Art. 19 que la existencia de la persona humana comienza desde la concepción”.

Blanca Porcel, senadora nacional del Frente Cívico por Santiago, manifestó a Nuevo Diario Web: "Estoy convencida, y creo compartir el pensamiento y el sentimiento de la mayoría de los santiagueños, de que la vida comienza con la concepción y que es responsabilidad del Estado protegerla desde ese mismo momento. Comprendo la idea expresada a lo largo de la discusión de que criminalizar a la mujer no soluciona la problemática, pero creo que existen muchas instancias de educación y acompañamiento que se pueden llevar adelante desde el Estado, antes de llegar a legalizar el cercenamiento de la vida del niño por nacer".

Comentarios Libres