Escuchala online
SALTA

Por un amparo de usuarios no aumentará el transporte

La jueza María Victoria Mosmann hizo lugar al amparo de la Asociación Civil Usuarios y Consumidores Unidos. Deberá retrotraerse el precio del pasaje del transporte urbano e interurbano a diciembre.

La justicia de Salta dio lugar a un amparo colectivo presentado por una asociación civil de usuarios, y la empresa Saeta (Sociedad Anónima de Transporte Automotor) no podrá aumentar el precio del boleto urbano.

La jueza María Victoria Mosmann hizo lugar al amparo de la Asociación Civil Usuarios y Consumidores Unidos y declaró la inconstitucionalidad de las resoluciones tarifarias de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) y quedan sin efecto los aumentos que estaban dispuestos allí.

Por lo tanto, deberá retrotraerse el precio del pasaje del transporte urbano e interurbano a diciembre de 2018.

La representante de la asociación, Emilia Calmejane, dijo a Cadena 3: “Planteamos que no se respetó el derecho de participación real de los usuarios y en vez de realizarse audiencias públicas se cambió por un procedimiento escrito y que era violatorio de los derechos de los usuarios y consumidores, tiene que volver a $12,95”.

En su resolución la jueza desestimó la pretensión subsidiaria de restitución a los usuarios afectados por los incrementos considerando el momento a partir del cual producirá sus efectos la sentencia.

En el proceso la Autoridad Metropolitana de Transporte solicitó que el planteo se declare abstracto, “por entender que el aumento del boleto de colectivo dispuesto por la Resolución Nº 412/18, había sido superado por la inflación del corriente año”, aspecto fue rechazado por la jueza aunque remarcando que “adoptar una decisión con efectos retroactivos pondría en grave riesgo de continuidad al servicio público de transporte de pasajeros afectando de modo directo al mismo grupo que en el presente se pretende proteger”.

“La protección del usuario y el interés público son el norte del presente proceso, y en ese contexto no puede dejar de observarse que son esencialmente los trabajadores, así como los estudiantes, y jubilados quienes emplean cotidianamente el transporte público de pasajeros, y es la continuidad plena de la prestación del servicio la que preocupa en esta instancia decisiva”, señaló.

Comentarios Libres