Escuchala online

El exmarido le pagará 8 millones de pesos por dedicarse 27 años al hogar

La Cámara Civil confirmó la sentencia que beneficia a una mujer de 70 años, licenciada en Economía, que dedicó su vida a ser ama de casa. Tenía 60 años cuando su marido la dejó y ya no podía insertarse en el mercado laboral.

El abogado civilista Gustavo Liebau, destacó en diálogo con los colegas de Cadena 3 que "la única novedad puede ser el importe porque el concepto ya era aplicado por muchos tribunales en el país a partir del nuevo Código Civil que encontró esta regulación para no sólo el matrimonio sino las uniones convivenciales".

Según el fallo, publicado en InfoJudicial.com, es algo inédito ya que nunca se accedió a un monto tan elevado en concepto de compensación económica.

La mujer (identificada como M. L. y actualmente de 70 años) y el hombre (identificado como D. B.) estuvieron casados entre 1982 y 2009. Vivían en Palermo y dividían sus roles: mientras el hombre trabajaba, la mujer se dedicaba a las tareas domésticas.

La decisión fue tomada por la jueza Victoria Famá, del Juzgado Nacional en lo Civil N° 92, e incorporó perspectiva de género.

Liebau manifestó que "suele suceder que personas que se divorcian, alguna de ellas es perjudicada por la ruptura del vínculo de una manera más grave que la otra".

“La dependencia económica de las esposas frente a sus maridos es uno de los mecanismos centrales mediante los cuales se subordina a las mujeres en la sociedad. (...) En la mayoría de las familias las mujeres todavía asumen principalmente la carga de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, aun cuando desempeñan alguna actividad externa", indica el fallo.

La edad de la mujer al momento de su separación -en 2009- fue determinante para el fallo. "Luego de 27 años de matrimonio el accionado la abandonó cumplidos sus 60 años, edad en la que las mujeres obtienen el beneficio jubilatorio, viéndose privada de ingresar al mercado laboral".

El monto se estableció considerando “las circunstancias personales y situación patrimonial de las partes". También se tuvo en cuenta que M.L. "resignó su desarrollo profesional para ocuparse de los quehaceres domésticos".

Comentarios Libres