Escuchala online

Las victimas, los abusos y los escraches

El Juez de Menores Rodrigo Morabito, hizo referencia al impacto en la sociedad que se vive debido a la denuncia producida por una actriz ( Thelma Fardín ) por abuso sexual y dio a conocer la postura de la justicia ante estas situaciones

En dialogo con FM REPUBLICA 100.1, el Juez de Menores, Rodrigo Morabito manifestó que pareciera que ser víctima de abuso sexual en la República Argentina nos permite hacer valoraciones de toda índole con respecto a víctimas y victimarios. Pareciera ser que en un terreno tan íntimo y delicado pero a la vez de suma gravedad hay que agregarle más tragedia a la tragedia. Pareciera ser un terreno en el que todo lo vale y no importa a qué costo

Morabito agregó que "Las víctimas de abusos sexuales son expuestas a todo tipo de valoraciones y dudas cuando deciden hacer la denuncia, en definitiva, cuando deciden hablar y no callar el calvario por el que pasaron y pasan. Un abuso sexual es un delito que deja secuelas irreversibles que difícilmente se olviden de por vida. Si una víctima decide hablar hay que apoyarla, ayudarla, acompañarla y no juzgarla ni revictimizarla, nadie sabe por lo que pasan las víctimas de abuso sexual que desde manipulaciones, violencia física y psicológica, humillaciones, coacciones, etc., sufren además de la duda el juzgamiento social.

Por otra parte el abogado Rodrigo Morabito, Juez de Menores señaló que una vez que se pone en conocimiento de la justicia, una sociedad madura lo que debe hacer es esperar que la misma se expida a través de pruebas que lleven a la inequívoca culpabilidad del abusador y su responsabilización en el hecho que se le atribuye. Esto es lo correcto en cualquier lugar del mundo, ergo, a la tragedia del abuso no podemos agragarle otra como lo sería una condena sin pruebas.

A todo esto (tan grave y delicado por cierto) hay que agregarle que la moda de los escraches por las redes no hacen otra cosa que generar más violencia y exponer a las víctimas a más maltrato en ocasiones, e incluso a ser juzgadas con frases y suposiciones a veces irreproducibles.

Finalmente Morabito manifestó que en los abusos sexuales hay violencia y la exposición es terrible para las víctimas que pasaron por muchos traumas para perder la verguenza y el miedo de no seguir callando ese terrible dolor. Que lo hayan hecho (el hablar) no nos da el derecho de agregarle más tragedia a la tragedia (tanto para víctimas y víctimarios) y que sea la justicia la que le devuelva (en parte) algo de tranquilidad a esa víctima y su castigo (por cierto, si corresponde) al abusador

Comentarios Libres