Escuchala online

Denuncian abuso sexual de un enfermero del Hospital San Juan Bautista

La Fiscalía de Instrucción Nº 1 a cargo de Víctor Figueroa se encuentra investigando dos denuncias por hechos de abuso sexual. Las víctimas, una joven y una adolescente, de quienes por razones obvias se resguardan sus datos personales.

En el primero de los casos, la víctima identificó al acusado.  Se trata de un enfermero quien presta servicio en el Hospital San Juan Bautista, de esta ciudad Capital.

El hecho que trascendió en la jornada de ayer, sucedió el domingo último. A las 6:45 aproximadamente, una mujer se hizo presente en la Unidad Judicial Nº 4 y manifestó su intención de realizar una denuncia por abuso sexual. Conmovida por la situación, la mujer le comentó al sumariante que horas antes había concurrido al hospital San Juan Bautista, aunque no precisó si fue para que la asistiera un profesional  de la salud o estaba acompañando a otro paciente.

En circunstancias no del todo claras para los investigadores, la mujer dijo que el enfermero se acercó a ella y  abusándose de su función le “tocó los pechos”.

Por tratarse de un delito de instancia privada, las fuentes consultadas no brindaron más detalles en relación al hecho. Tras el accionar indebido del paramédico, la mujer decidió dirigirse a la policía judicial y denunciar al enfermero de quien brindó los datos personales. Informado del hecho el fiscal Figueroa impartió una serie de directivas, entre ellas la ubicación del enfermero a quien le podría caber la imputación de abuso sexual simple, para lo cual los investigadores trabajan recolectando pruebas que lleven al sujeto a responder por el delito cometido ante la Justicia.

A una adolescente

Por otro lado, en la Unidad Judicial Nº 7, una mujer de 41 años denunció el abuso sexual de su hija adolescente.

De acuerdo a la denuncia  el hecho ocurrió el viernes 30 de noviembre pasado, aunque su hija recién se lo contó ayer, ante la insistencia de la mujer al notar un comportamiento extraño en la jovencita.

Luego de mucho insistirle, la adolescente le contó que el día viernes a las 14.00  horas aproximadamente, cuando esperaba el colectivo en la parada de  Los Legisladores y Yuntasuma para dirigirse a la escuela se hizo presente un sujeto. El desconocido sin pronunciar palabra, se acercó a ella desde atrás y le tocó la cola.

Ante la situación, la jovencita comenzó a gritar pidiendo ayuda lo que puso en fuga al depravado, quien salió corriendo al observar que ocasionales automovilistas detenían su marcha. Tras escuchar los dichos de su hija, la mujer se trasladó al precinto judicial en compañía de esta y denunció el hecho.

Comentarios Libres