Escuchala online

"Pedimos mas presencia policial en el barrio"

Verónica Aráoz, la madre del adolescente de 15 años que permanece internado en un sanatorio privado desde el pasado fin de semana tras ser brutalmente atacado a pedradas por un vecino de 17 años, aseguró que en el barrio Antinaco, donde ocurrieron los hechos, se necesita de manera urgente un destacamento policial por los diversos casos de inseguridad que allí se registran

Verónica Aráoz, la madre del adolescente de 15 años que permanece internado en un sanatorio privado desde el pasado fin de semana tras ser brutalmente atacado a pedradas por un vecino de 17 años, aseguró que en el barrio Antinaco, donde ocurrieron los hechos, se necesita de manera urgente un destacamento policial por los diversos casos de inseguridad que allí se registran. El jovencito que atacó a su hijo, ya fue puesto en libertad.


Veronica Diaz, mamá de Martin, el jovencito agredido, en dialogo con FM REPUBLICA 100.1 dijo que tras los hechos vuelve a reclamar “Lo que le pedi al doctor Denett  es lo que le pedí siempre. Aceleremos el trámite ya que ahora hay nuevos policías, de poner un destacamento en el Antinaco. Más allá de que las calles no estén iluminadas, es una calle nueva y si bien también se necesita luz, la prioridad es poner seguridad en la calle. Ya las alarmas domiciliarias están y todo lo demás, pero necesitamos un destacamento porque se trata de un barrio aislado. Obviamente, los chicos por su juventud se juntan y tienen que salir del barrio, pero todos los accesos que tienen son una boca de lobo”, dijo la mujer ante los micrófonos de Airevisión.


 

Además, la mujer relató la desgarradora historia sobre el día de los hechos, que tiene testigos sobre lo ocurrido ese día, además de las menores de edad, amigas de su hijo, que también fueron lesionadas por el atacante. “Es impresionante la sangre que perdió mi hijo, hasta el día de hoy está el charco de sangre en el piso y es una calle de tierra”.


“Eran cinco niñas y dos chicos. Primero atacó a mi hijo para robarle, pero él (su hijo) lo reconoció y lo llamó por su apodo, por lo que ya lo dejó y a una de las chicas le pegó una pedrada en el estómago y a la otra la pateó”.
“Mi hijo no se merece estar acá. Se pone a llorar porque no puede ver”, lamentó.


Veronica Araoz indicó que con las necesidades que se dan en su zona realiza distintos trabajos de índole social, contó que es catequista y el atacante de su hijo fue su alumno hace algunos años. En aquel entonces, el jovencito ya presentaba problemas de conducta, recordó tristemente. “Él se iba siempre solo para un costado y no se juntaba con los otros chicos. Yo lo llamaba pero no había forma. La madre salió a pedir disculpas en Facebook, pero no entiendo por qué no le brinda la ayuda que necesita, que es una internación por su problema de adicciones. Dice que no tiene medios, pero yo, si mi hijo tiene ese problema, vendo mi celular y le pago el pasaje para que vaya a internarse, que es todo lo que necesita”.


Por último, la mujer destacó la atención policial el día del ataque, así como la médica recibida en el nosocomio público y manifestó que su situación económica se está complicando. “Estoy atada de manos acá, porque estoy faltando a mi trabajo y tampoco estoy pudiendo pasar a cobrar lo de los productos de perfumería que vendo, que ya es fecha de pago. Esta situación nos está desequilibrando todo”, expresó. 


Cabe recordar que el adolescente fue atacado el sábado a la madrugada en una de las calles que ingresan al barrio y permanece internado con una fractura del lóbulo craneal, ya que el atacante le habría estrellado una piedra de importantes dimensiones en el rostro con intenciones de quitarle el celular.

Comentarios Libres