Escuchala online

Tragedia de El Rodeo: Volvieron a declarar los imputados

El fiscal de instrucción Nº 9 Jonathan Felsztyna indagó nuevamente a los 13 imputados en la causa por la tragedia de El Rodeo tras la redeterminación y ordenamiento de los hechos.

Eduardo Brizuela del Moral (ex gobernador), Néstor Rosales (ex administrador de Vialidad Provincial), Jorge Solá Jais (ex administrador de VP), Luis Alejandro Dal Bon, Elías del Señor Seleme, Hugo César Zurita, Miguel Ángel Villafáñez, José Alberto Argañaraz, Daniel Alejandro Acuña, Luis Alfredo Pinetta, Félix Casas Doering (quien era intendente de El Rodeo al momento de ocurrida la tragedia), Alfredo Saavedra (ex director de Defensa Civil), y Juan Negui (secretario de Recursos Hídricos), fueron citados a declarar en la última semana y lo hicieron bajo imputaciones en relación con el hecho y el lugar determinado donde ellos -según el fiscal-, tuvieron responsabilidad.

En ese contexto el fiscal mantuvo las imputaciones pero dividió los hechos en tres. El primer hecho, el que involucra a Solá Jais y al ingeniero Negui, quienes respondieron por el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, ya que ambos tuvieron los presupuestos para realizar las defensas y la limpieza de los ríos en todo el trayecto y no lo hicieron.

El segundo hecho, también por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, para Casas Doering por su cargo de intendente, quien no previó la instalación de alertas tempranas y por haber autorizado el acampe en el balneario cuando había una ordenanza que lo prohibía a raíz de los estudios e inundaciones que hubo anteriormente, y para Saavedra, ya que cuando estuvo a cargo de Defensa Civil no dio los avisos ni tenía los protocolos adecuados para poder realizarlos.

Finalmente, el tercer hecho para Brizuela del Moral y los ingenieros Rosales, Seleme, Zurita, Pinetta, Dal Bon, Villafáñez y Acuña, quienes participaron en la realización del puente, que debieron responder por el delito de “"homicidio culposo por mala praxis profesional agravado por el número de víctimas” por las muertes de los Sal Castiglione y los Álvarez.

Según el Código Penal, en su artículo 84, se reprime con prisión de 6 meses a 5 años de prisión e inhabilitación especial, la cual puede ser entre 5 y 10 años. Por el número de víctimas fatales -si fueran más de una-, en este caso, el mínimo de la pena se eleva, por lo que pasa de 6 meses a 2 años. De ahora comienza a correr el plazo impuesto por la Cámara de Apelaciones para que el fiscal resuelva la causa.

Comentarios Libres