Escuchala online

"Hay un tinte politico en todo este reclamo"

Tras una semana de conflicto en la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) -por el pedido de incremento de adicionales para los trabajadores- y posterior llamado a conciliación obligatoria, el titular del organismo, Julio Cabur, evaluó que existen tintes políticos en el reclamo.

En primer lugar, el máximo representante de la OSEP recordó que el primer pedido de incremento, en enero, “lo realizaron directamente ante el ministro (de Hacienda)” y luego iniciaron las medidas de fuerza. A la vez, indicó que “esa famosa acta que dicen que firmaron, es una contrapropuesta a lo que ellos pedían”.


 
Pasó el tiempo y se inició el paro, “un conflicto violento” según definió Cabur, donde “inclusive no solo tergiversan lo que había pasado, sino que incluyen de forma personal otros ítems que no corresponden”.

Cabur mencionó que los manifestantes, “cuando salieron frente de la OSEP, se dirigieron de forma muy violenta hacia mi persona”. A la vez planteó que la semana pasada “hubo hechos lamentables dentro de la sucursal, como rotura de vidrios de un cajero, gente desmayada, lo que aumentó la presencia policial para evitar problemas”. 

Puntualmente, se refirió al viernes último cuando hubo “cinco o seis agentes que acudieron a mi despacho y a quienes atendí normalmente, salvo dos personas que están identificadas y qué casualidad, no estuvieron en la cola realizando órdenes de consulta, fueron directamente a mi despacho”.

“Llama poderosamente la atención, con lo cual haré las investigaciones y la denuncia al respecto”, acotó. 

El titular de la obra social espera arribar a un entendimiento dentro de la conciliación obligatoria. “Soy un defensor del diálogo y poder llegar pacíficamente sin tener de rehenes a los afiliados, que no los tiene la obra social, el 70% está trabajando”, reseñó.

Se le consultó a Cabur sobre los hechos de violencia a los que hizo alusión. “Creo que hay manos traviesas, estamos en una época política donde se definen candidaturas, donde se definen las elecciones para octubre y cada quien quiere llevar agua para su molino”, apuntó. 

“Yo me puse a averiguar, voy a defender el trabajo que estamos haciendo, a los afiliados que son los que tienen que tener la reciprocidad de parte de los trabajadores de la obra social”, agregó. 

“Espero que esta gente recapacite, no estoy en desacuerdo con lo que pueden solicitar, sí con el modo y la forma de protestar”, continuó. 

Si bien no precisó quién estaría “aprovechando” políticamente el conflicto, remarcó que no tenía dudas al respecto. “Me gustaría que no fuera, pero sí, le siento bastante olor a una cuestión política, hay varias agrupaciones que no quieren tomar el toro por las astas”, dijo.
De esta forma, apuntó que no se debe olvidar “que OSEP vende, tiene 1500 afiliados diarios que pasan por la central”. “Indudablemente, no me cabe la menor duda, hay gente que quiere aprovechar el momento y por un lado y por el otro saltan”, concluyó.


 

Comentarios Libres