Escuchala online

La justicia investiga el presunto abuso de una menor en Tinogasta

La Justicia penal de Tinogasta investiga un presunto caso de abuso sexual en perjuicio de una niña de 3 años de edad, quien el miércoles habría sido sometida por un vecino adolescente.

 El  aberrante hecho sucedió en horas del mediodía, cuando la niña estaba al cuidado de integrantes de su familia y jugaba en el patio de la casa. 

Presuntamente, la niña habría ido a jugar en la casa del vecino -como habitualmente sucedía-, y en un momento comenzó a llorar desconsoladamente, lo que alertó a sus familiares que rápidamente concurrieron en su auxilio. 

La nena dijo que tenía dolores en sus partes íntimas y ante la presunción de que había sido abusada sexualmente (habrían hallado manchas de sangre en sus prendas de vestir), con su madre y otros familiares concurrieron a la comisaría de Tinogasta donde radicaron la denuncia penal correspondiente.

La Policía dio intervención a la Fiscalía de Tinogasta que rápidamente activó el protocolo para los casos de abuso sexual y puso en conocimiento al servicio de Niñez y Adolescencia de la comuna,  por tratarse de menores de edad.  Se pudo conocer que los médicos y la dirección del Hospital de Tinogasta se negaron a realizar el protocolo aduciendo que el nosocomio carece de especialistas y elementos necesarios para tal fin, por lo que la Justicia interviniente ordenó ese día que la niña sea trasladada al Hospital de Niños Eva Perón. El jueves, y ya en el centro de salud de la Capital, se activó el protocolo, se tomaron muestras y se dio participación a las áreas específicas. 

En la ciudad de Tinogasta, familiares, vecinos y amigos de las dos familias involucradas se reunieron en una plaza para pedir que el hecho se esclarezca "de forma urgente", y para ayudar y acompañar especialmente a la menor de edad y su entorno familiar, de escasos recursos. 

El hecho tomó estado público a través de los medios de comunicación locales que recogieron testimonios de mamás y papás, quienes manifestaron su solidaridad con la presunta víctima y remarcaron que la convocatoria no tenía como objetivo "atacar o agredir a nadie".

"Queremos saber qué pasó porque acá todos nos conocemos y tenemos niños, que juegan juntos porque son niños. Y si no pasó nada vamos a pedir las disculpas que hagan falta. Pero ahora necesitamos ayudar a la familia y saber qué sucedió", remarcaron. 

Comentarios Libres