Escuchala online

IPV: Duro con los morosos y cuotas variables

Desde este año rige la actualización de costos, por lo que la financiación variará año a año y se afectará firmas a quienes no salden sus deudas o no paguen la cuota mensual

El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) aseguró que en los últimos años los niveles de morosidad que se registraron históricamente sobre el pago de las viviendas construidas por el Estado disminuyeron, sin embargo sostienen que continúan siendo altos e impiden el recupero del gasto. Es por esto que se decidió cambiar las reglas de juego y endurecer las medidas contra quienes deben desde hace años o bien nunca pagaron su casa.

La morosidad disminuyó a partir de 2011 con la incorporación de requisitos indispensables para la adjudicación como el cobro por débito automático y la incorporación de un co-deudor del Estado provincial.

Sin embargo, y pese a las políticas implementadas para el recupero, en cuanto a la refinanciación de la deuda y las operativas para cancelación, muchos morosos nunca concurrieron a regularizarla.

Dante Lopez Rodriguez, administrador del IPV manifestó que " Las últimas viviendas entregadas por la Provincia tendrán actualización de costos. Es decir que la cuota mensual que antes era fija, se moverá de acuerdo con el valor de la construcción".

“Con los programas de cancelación permitíamos que una persona que pagaba una cuota de $100, accediera a un financiamiento del saldo con reducciones de entre el 20 y hasta un 50% de la deuda”, destacó el funcionario, aunque admitió que la operatoria sirvió pero sigue siendo alta la cantidad de gente que nunca pagó.
 

“Con los programas de cancelación permitíamos que una persona que pagaba una cuota de $100, accediera a un financiamiento del saldo con reducciones de entre el 20 y hasta un 50% de la deuda”, destacó el funcionario, aunque admitió que la operatoria sirvió pero sigue siendo alta la cantidad de gente que nunca pagó.

Luego de tres años de trabajo con moratorias, “hoy estamos empezando otro trabajo. A los que no se adhirieron los convocamos para ver de trabajar de otra manera. Se realizarán visitas en los barrios, se convocará a la gente a que se presente en el IPV para ver su situación en particular”, adelantó. Mientras que indicó que en los casos más extremos en que no se logre que el beneficiario acceda a la regularización podrían ser afectados en la firma. “De alguna manera vamos a incorporarlos en algún sistema para que esa persona que tiene una morosidad con el IPV no pueda sacar un crédito en otro lado”, dijo.

además de la presión para los morosos, el organismo comenzó a implementar a partir de este año la actualización del precio de la vivienda, es decir que el valor de la cuota mensual que es financiada sufrirá variaciones año a año, a partir del cálculo del valor de la construcción, pero se tendrá en cuenta el índice inflacionario y de esta manera, la variación en la cuota no podrá superar la paritaria establecida.

Por ejemplo, las viviendas que ya fueron entregadas, en febrero del próximo año tendrán una actualización de costos, mientras que antes las 300 cuotas en las que financiaba la vivienda el IPV eran fijas. “La actualización de precios se comenzará a aplicar desde ahora porque ya cumplimos con todos los pasos legales. Las que ya hemos entregado se actualizarán en febrero del año que viene”, dijo.

A diciembre de este año, una vivienda estándar de 55 metros cuadrados para Catamarca tenía un costo de un millón cien pesos; al cambiar el valor producto de la inflación y el aumento en los materiales, ese aumento será trasladado a la cuota.

El administrador señaló que las políticas nacionales para la financiación de viviendas fueron cambiando y mientras antes las obras otorgadas incluían la financiación de las viviendas al 100%, ahora solo lo hacen al 70% y la provincia debe aportar el 30%.

A esto se sumó que Nación pretende la creación de un fideicomiso para el ingreso de fondos de recupero de todas las provincias para una posterior redistribución.

 

Comentarios Libres