Escuchala online

Luis Barrionuevo le marcó la cancha a Fernandez

El gastronómico advirtió al candidato presidencial que si gana las elecciones no tendrá influencia en la conducción gremial.

El secretario general del gremio de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, negó ayer que el sindicalismo tenga responsabilidad en la crisis del Gobierno y advirtió al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, que la CGT "no admite bajo ningún punto de vista el dedo" a la hora de definir la conducción de la central obrera.

  "El problema está dentro de la Casa de Gobierno. Ahí estuvieron las piedras, los cascotes, las barreras. Si hubo un Gobierno que tuvo la gobernabilidad casi absoluta para terminar su mandato, fue éste, que no es peronista. Los horrores que se cometieron están ahí adentro", sostuvo el sindicalista.

  Asimismo, destacó la unificación de la CTA con la CGT y celebró el "criterio maduro" del sindicalismo, al tiempo que recordó que "hay elecciones en agosto del año que viene" para renovar la cúpula de la central obrera.

  Al respecto, Barrionuevo aclaró que la Confederación General del Trabajo no se dejará influenciar por Alberto Fernández, en caso de que triunfe en los comicios generales del 27 de octubre: "No admitimos bajo ningún punto de vista el dedo de ningún candidato a Presidente o a lo que sea que venga a decirnos a nosotros quién va a conducir la CGT. Estas cosas nunca ocurrieron y nunca van a ocurrir. Somos nosotros los que vamos a elegir quienes son los integrantes del futuro consejo directivo de la CGT". 

  En declaraciones radiales, el extitular de la CGT Azul y Blanca envió un mensaje al líder camionero, Hugo Moyano, a quien le recriminó el alejamiento de la central obrera.

  "Ha quedado demostrado que cuando la CGT mandó a paro o movilización fue total, ni los trapitos anduvieron. Cuando otro grupo mandaba a paro no tuvo la contundencia que tiene cuando se pone en marcha el movimiento obrero", remarcó.

 En ese marco insistió en que la central obrera tiene más fuerza que "cualquiera que quiera salir por afuera, sacar los pies" de la entidad.

  "Propios y extraños saben cómo son las reglas institucionales del movimiento obrero", agregó.

Por último, ratificó su apoyo a Lavagna. 


 

Comentarios Libres