Escuchala online

Balance de gestión en el Ministerio de Salud

El ministro de Salud, Ramón Figueroa Castellanos, realizó un balance de su gestión y pidió que la próxima gestión, que estará a cargo de Claudia Palladino, quien actualmente es subsecretaria de Asistencia en Salud Pública, trabaje en fortalecer los lineamientos que se establecieron durante sus años frente a la cartera sanitaria

El funcionario, que a partir de los próximos días asumirá como Diputado Provincial, dijo que en el ministerio se vivió con mucha alegría que se nombre a Claudia Palladino como nueva ministra, ya que lo tomaron como un reconocimiento al trabajo que realizó el equipo de gestión. Resaltó que en su gestión se puso en funcionamiento la Cobertura Universal de Salud, uno de los grandes objetivos que se había trazado al asumir. “Queríamos un sistema que permita ordenar, juntar el financiamiento, priorizar las compras, generar los concursos, ese era el rumbo”, indicó. Además, señaló que la próxima gestión debe tener una “planificación estratégica que hay que desarrollar en cada nivel de complejidad porque si no se termina dilapidando recurso humano, financiero, equipamiento y no sabemos dónde se va”. 

 

En ese sentido graficó la situación señalando que en muchos lugares del interior de la provincia se hicieron hospitales nuevos con el área de Terapia Intensiva cuando no había médicos para esas áreas, ni tampoco se estaban formando ecografistas, ni cirujanos. “La planificación define qué va a hacer el primer nivel de la salud como Postas y CAPS, que hará el segundo y tercer nivel. Cuando cada lugar haga las cosas que corresponde, se le da un orden, una estructura, ser racional con el gasto, equipar lo que sea necesario y mandar los recursos humanos donde se necesite”, indicó.

Figueroa Castellanos  remarcó que la nueva gestión debería continuar el camino de las compras por licitación, los concursos para la elección de los jefes de departamentos y de otras áreas, continuar con la Cobertura Universal de Salud. A la vez consideró que por ejemplo en el Hospital de Niños no se debería controlar a niños sanos debido a que tiene una estructura para la alta complejidad. “Uno tiene que ir generando espacios para que cada uno sea atendido en el nivel que le corresponda y desarrollar la alta complejidad. Cuando llegamos los últimos 4 años había cero ablaciones en Catamarca y ahora la desarrollamos claramente, superando la media nacional inclusive. Estas son las transformaciones estructurales”, recalcó.

A su vez, indicó que Palladino deberá profundizar el rumbo que tomó su gestión, como por ejemplo la centralización de los datos de cada área del Ministerio de Salud, que antes muchas veces era informada directamente a Nación y no pasaba por el Ministerio. “Esto nos permite estar en red con todas las Áreas programáticas, con todo el interior y eso es un salto cualitativo”, manifestó.

 

En cuanto al equipamiento, Figueroa Castellanos remarcó que le quedaron algunas cuestiones pendientes como dotar de un equipo de hemodinamia al Hospital San Juan Bautista. “Pero mientras haya un modelo que establezca prioridades, necesidades tanto de equipamiento como recurso humano, se van a solucionar estas cuestiones”, manifestó

Comentarios Libres