Escuchala online

Gobernadores de Catamarca y Salta mantuvieron una reunión para la promoción de la minería

En Buenos Aires se desarrolló una reunión que pondría la piedra fundacional para avanzar en la resolución del conflicto existente entre Catamarca y Salta por dos cuestiones vinculadas entre sí: la minería y los límites de ambas provincias.

El gobernador Raúl Jalil junto a su par de Salta, Gustavo Sáenz, fueron recibidos por el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, para poner en marcha un convenio de comisión de límites entre ambos distritos con el objetivo de potenciar el perfil productivo del territorio que tienen en común.

El funcionario nacional, quien estuvo acompañado de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, aseguró que “el trabajo conjunto entre la Nación y las provincias es una de las prioridades que fijó el presidente Alberto Fernández y la Argentina que queremos construir la vamos a hacer sobre la base de este modelo, dejando de lado egoísmos personales y priorizando el bien común”.
El citado convenio tiene el objeto de coordinar esfuerzos y acciones entre ambas provincias, con el fin de promover el desarrollo sustentable y brindar seguridad jurídica a las futuras inversiones en materia minera.

El jefe de Gabinete destacó la firma del instrumento, ya que por este se crea una Comisión Interprovincial para elaborar programas que buscan el desarrollo productivo del territorio en común, así también su impacto en el empleo formal desarrollando las potencialidades estas provincias.

Por su parte, los mandatarios provinciales remarcaron la importancia que tiene la presencia del Gobierno Nacional en la firma del convenio, ya que ambas subjurisdicciones trabajan en conjunto para solucionar los problemas de falta de empleo y de nuevas oportunidades a los jóvenes de sus provincias.

La disputa por los límites viene de larga data remontándose a 1943. Desde allí a esta parte hubo una serie de planteos judiciales. El último fue en diciembre del 2007, cuando la Provincia presentó una medida cautelar ante la Suprema Corte entendiendo que Salta avanzaba sobre el territorio a través de concesiones mineras, puntualmente en el Salar de Diablillos.
En el 2015, el máximo tribunal de Justicia se declaró incompetente para resolver y dictaminó que fuera el Congreso Nacional el que estableciera los límites entre Antofagasta de la Sierra y el departamento salteño Los Andes.

 

 El convenio deja en claro que su objetivo es “promover el desarrollo sustentable y adecuado de la actividad minera en sus diversas modalidades en el área limítrofe entre las provincias de Salta y Catamarca respecto de la cual existen reclamos territoriales recíprocos, brindando seguridad jurídica a las inversiones que impliquen un aprovechamiento racional de los recursos mineros”.

Para ello, se crea una Comisión Interprovincial (integrada por cinco miembros por provincia), que elaborará y propondrá “proyectos, programas y/o regímenes de promoción de la actividad minera que serán elevados a los Ejecutivos de ambas provincias dentro de 60 días de su constitución para su posterior presentación y aprobación por parte de las legislaturas provinciales”.

La Comisión deberá elaborar “un informe técnico que integre un anteproyecto de ley que fije los límites de forma definitiva entre Salta y Catamarca de acuerdo a lo establecido por la Constitución Nacional en su art. 75, inc. 15”.


 

Comentarios Libres