Escuchala online

Derrumbe en la construcción

La construcción tuvo en septiembre su peor mes de un 2019 que ya venía muy flojo: la caída de 4,6%, respecto a un agosto que había mostrado estancamiento, fue la peor de todo el año, según la serie del Indec.

Indec. Y no es casualidad, ya que septiembre tuvo un evento disruptivo que se sumó a la fuerte recesión económica. Se trató del primer mes de aplicación del cepo cambiario, lo que entorpeció las operaciones. La recesión y el nuevo impulso al ajuste fiscal sobre la obra pública agregaron lo suyo.

La continuidad tampoco es auspiciosa para el sector: en octubre los despachos de cemento cayeron 8,5%. De hecho, la expectativa generalizada para el sector no es positiva de aquí a fin de año. Y los analistas observan que lo que ocurra desde diciembre en adelante dependerá de las políticas oficiales. Si el próximo Gobierno incluye al sector, clave para la generación de empleo, dentro de las prioridades, habrá repunte.

Desde la consultora LCG destacaron en ese sentido: “No existe mucho margen para una recomposición en el sector de la construcción. La estabilidad del tipo de cambio podría morigerar los costos que enfrentan los agentes en este rubro, pero habrá que esperar hasta el año que viene para observar mejoras. Esto último dependerá exclusivamente de la importancia que asigne la gestión entrante a repuntar la actividad en este segmento”.

Dejando de lado la fuerte recesión económica, prácticamente ningún análisis respecto a lo ocurrido durante septiembre con el sector de la construcción pudo soslayar la cuestión del cepo. Mientras que la caída interanual de agosto había sido 5,9%, en septiembre empeoró a 8,5%.


 

Comentarios Libres