Escuchala online

AMUCAT se refirió a la contratación de medicos extranjeros en el interior

La incorporación de médicos extranjeros en el interior de la provincia generó polémica entre los profesionales de la salud.

La Asociación Médicos Unidos de Catamarca (AMUCAT), creada recientemente, se hizo eco de esta situación y cuestionó los términos legales a través de los cuales se lleva adelante.

Wenceslao Haliska, secretario gremial de AMUCAT, criticó que la homologación de los títulos profesionales sea realizada en la provincia, sin pasar antes por una homologación nacional. 
Señaló que  se está obviando un paso legal formal necesario para avalar la tarea a desarrollar por una persona que tendrá en sus manos otra vida. 

“Creo que están equivocados en intentar darle una homologación a un título a nivel provincial, cuando hay una ley nacional que normatiza el acceso a una matrícula del médico, que es la persona capacitada y autorizada para meter mano en el cuerpo de una persona”, dijo.

“No puede un organismo provincial superar una norma nacional. Creo que los extranjeros deben pasar por las universidades nacionales y que estos sean homologados como corresponden”, opinó Haliska.

Señaló además que los profesionales extranjeros no tienen conocimiento del vademécum y de la farmacología argentina. “Si bien las drogas son las mismas, los nombres comerciales cambian, las normas farmacéuticas cambian. Es por eso que existe un mecanismo de homologación del título, no es un capricho de los médicos ni de los sindicatos, sino que es una herramienta que puso la Nación para salvaguardar la salud de la población. Por capricho no se puede homologar a cualquier persona que viene con un título de médico”, cuestionó.
Adelantó que este tema será planteado al ministro de Salud, Ramón Figueroa Castellanos, con la intención de llegar a un acuerdo.

En paralelo señaló que la falta de médicos en el interior de la provincia es a consecuencia del impacto de Ganancias en los sueldos de los profesionales. Aseguró que hay médicos que hay dejado de hacer guardias en el interior por este impuesto. 

Si bien admitió que se trata de un impuesto nacional, destacó que es necesario de que se resuelva esta situación para evitar que el interior se siga despoblando de profesionales de la salud. Señaló que es muy difícil conseguir que un médico se radique en el interior, “por una décima parte de lo que gana en la ciudad”. 

La falta de médicos en el interior de la provincia generó por largo tiempo los reclamos generalizados de la población.

Para suplir esta carencia el Ministerio de Salud de la provincia llamó a una convocatoria de profesionales para brindar atención en los centros de salud del interior de la provincia, sin embargo tuvo éxito. 
A partir de este año la cartera anunció la incorporación de profesionales extranjeros para cubrir las demandas de la población, medida que hoy  es cuestionada. 

Prestaciones
Por otra parte y en el marco de las acciones que pretende resolver la asociación, señaló que la intención es formar parte de las negociaciones que se llevan adelante para fijar el valor de las prestaciones médicas. 
Puso como ejemplo los valores que maneja la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) y destacó  que el valor de la consulta médica se encuentra muy por debajo de lo que fija a nivel nacional la Federación para una prestación de este tipo, establecida en $800, mientras que la obra social local solo abona $500.
Opinó además que el costo de una actualización no debería caer bajo la responsabilidad del afiliado, y que debería ser resuelto por la obra social.

Comentarios Libres