Escuchala online

Lacoste reemplazó su cocodrilo por 10 especies en peligro de EXTINCIÓN

Lacoste la marca francesa mundialmente conocida como la marca del “cocodrilo”, tuvo la iniciativa hace algún tiempo atrás de crear conciencia con respecto a algunas especies de animales que están en extinción. Para ello buscó algunas estrategias de mercado e hizo importantes innovaciones en su marca, se asoció a Save Our Species (SOS), que es una organización no gubernamental sin fines de lucro y que busca preservar la naturaleza y los animales que la habitan siendo estos los más desamparados.

 

Para apoyar lo que hace SOS, la prestigiosa marca decidió cambiar su famoso logo del muy conocido cocodrilo por cada una de las especies en extinción, las mismas fueron diez. Lacoste se centró en estos diez animales: el cóndor de California, el saola, el tigre de Sumatra, la iguana de Anegada, la vaquita, la tortuga de techo Birmana, el lémur del norte, el rinoceronte de Java y el gibón de Cao-vit y el kakapo.

“El cocodrilo ha dejado su puesto icónico a diez especies amenazadas a través de una asociación con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. El número de remeras producidas para cada serie corresponde al número de población restante en el medio silvestre. Al comprar uno de las 1775 remeras polos,  las personas participan en ayudar a la SOS y a Lacoste en la lucha por la conservación de la vida silvestre en todo el mundo. Disponible solo en algunos países europeos y en los EE. UU.”

En pocas palabras lo que queremos decir es que sólo hay 350 piezas con símbolo de tigre (y quedan sólo 350 tigres de Sumatra) , 157 polos de loro Kakapo y quedan esta cantidad de animales de esta especie en el planeta, así sucesivamente con cada especie en extinción.

La colección se vendió $185 dólares americanos cada remera,y a estas alturas ya  está agotada pero aún se puede donar a esta maravilosa causa a través del portal Save Our Species. Nuestro mayor deseo es que  otras marcas tomen el ejemplo y lo copien.

Comentarios Libres