Escuchala online

Créditos para viviendas, refacciones y profesionales

El intendente de la Capital, Gustavo Saadi, anunció dias atras el lanzamiento de nuevas líneas de créditos de la Caja Municipal, entre los que se destacan el incremento para refacciones, créditos para nuevas viviendas y mejoras en el monto de préstamos personales para los empleados municipales.

Para el periodo 2020 la inyección de dinero para los vecinos será considerable, ya que se incrementa el monto de créditos personales de 12 mil a 15 mil pesos para los trabajadores municipales, y además se eliminará la exigencia de un garante: con esta nueva operatoria, sólo se necesita la certificación de servicio del empleado, dando celeridad al trámite.

Otra de las novedades, que representa un compromiso cumplido de la plataforma electoral del Intendente, es la creación de una línea de crédito destinada a jóvenes profesionales hasta los 40 años, otorgándoles la posibilidad de acceder a un préstamo 150 mil pesos con una tasa del 24 por ciento amortizado a 36 meses. En este caso la idea es que la Municipalidad aporte en el punto de partida de los trabajadores independientes que quieran montar su propio estudio, consultorio, espacio de trabajo, pagar la matrícula o adquirir insumos, para desarrollar su actividad profesional.

Por otro lado, se aumenta el monto del crédito para la vivienda única y familiar, que pasa de 450 mil pesos a 550 mil para todo vecino de la ciudad que tenga un terreno y quiera tener su vivienda. Este monto va a permitir construir una vivienda que conste de un dormitorio, un baño y una cocina comedor. La Caja de Crédito Municipal tiene un plano tipo de 27 metros cuadrados y que contempla esa construcción, de manera que el vecino lo puede descargar de forma gratuita desde la página web de la Caja, y la Municipalidad pone a disposición un arquitecto que certifique ese plano.

“Estas facilidades agilizan el trámite y abaratan el costo para el vecino. Las obras tienen un valor cercano a los 15 mil pesos por metro cuadrado, que es el valor actual de mercado”, remarcaron desde la comuna. A su vez y a efectos de que la cuota continúe siendo accesible, por pedido del intendente, de los actuales 10 años (120 meses) se pasa a 150 meses. Eso significa que se amplía en 2 años y medio más el plazo de amortización, e inicialmente se acordó financiar un mínimo de 50 viviendas.

Comentarios Libres