El presidente de la FIFA respondió a quienes critican a Qatar

"Los europeos deberíamos pedir perdón durante 3.000 años antes de dar lecciones de moral", dijo Giannni Infantino, presidente de la FIFA a los críticos de Qatar
sábado, 19 de noviembre de 2022 · 19:36

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, respondió a los críticos del gobierno qatarí por su política de derechos humanos y costumbres, en vísperas del comienzo del comienzo del Mundial de Qatar.

A horas del partido inaugural, entre los anfitriones y la selección de Ecuador, Infantino comenzó una conferencia de prensa señalando: "Hoy tengo sentimientos muy fuertes. Hoy me siento qatarí. Hoy me siento árabe. Hoy me siento africano. Hoy me siento gay. Hoy me siento discapacitado. Hoy me siento un trabajador migrante".

"Por supuesto que no soy qatarí, no soy árabe, no soy africano, no soy gay, no soy discapacitado. Pero me siento así, porque sé lo que significa ser discriminado, ser intimidado, como extranjero en un país extranjero", resaltó el jefe de la FIFA, refiriéndose a su infancia como inmigrante italiano en Suiza.

Pedir perdón 3000 años antes de dar lecciones de moral

Infantino señaló la "doble moral" de los europeos, que critican la decisión de que Qatar albergue el certamen. "Creo que por lo que hemos hecho los europeos en los últimos 3.000 años deberíamos pedir perdón en los próximos 3.000 años antes de empezar a dar lecciones de moral a la gente", destacó.

Asimismo, el titular de la FIFA criticó la hipocresía europea, destacando que el Gobierno qatarí ofreeció oportunidades a miles de inmigrantes, "en Europa no lo permitimos", resaltó. "Si a Europa le importara el destino de estos migrantes, se deberían crear rutas para que algunos llegaran a Europa, como está haciendo Qatar".

La ley contra manifestaciones públicas del colectivo LGTBI+

Sobre las críticas contra la estricta ley del país árabe que limita las expresiones públicas del colectivo LGTBI+, Infantino comentó que "se da la bienvenida a todo el mundo". "Las nomas existen, como pasó en Suiza en el 54. ¿Nos quedamos en casa y criticamos a los árabes porque no permiten a los gays en público? No, hay que pasar por un proceso. Las puertas se están empezando a abrir. Pido que intentemos unir, no es una guerra. La ciudad [en referencia a la capital qatarí, Doha] es preciosa y la gente está feliz".