La Selección Argentina volvió a entrenarse tras el golpazo en el debut de Qatar 2022

Tras la caída ante Arabia Saudita, la Albiceleste intenta pasar rápidamente de página en esta Copa del Mundo y se entrenó con la mira puesta en México, rival del próximo sábado.
miércoles, 23 de noviembre de 2022 · 07:45

Los primeros minutos fueron abiertos a la prensa y del inicio de la práctica formaron parte aquellos jugadores que no estuvieron de arranque en el duro golpe sufrido en el inicio de la Copa del Mundo o jugaron pocos minutos. El resto realizó trabajos regenerativos.

Si bien habrá que esperar para conocer qué equipo pondrá Lionel Scaloni ante México, lo seguro es que el entrenador de la Selección Argentina tocará algunas piezas en la defensa y la mitad de la cancha.

En la defensa, Scaloni seguirá de cerca a Cristian Romero, quien evidenció la falta de ritmo por las lesiones del último tiempo en Tottenham. Si Cuti no está, todo hace pensar que será reemplazado por Lisandro Martínez, tal como ocurrió en el estreno mundialista en Lusail.

En tanto, quiénes jugarán en los laterales es otro de los interrogantes y es probable que Scaloni mofique a alguno de los dos: Gonzalo Montiel y Marcos Acuña esperan la chance de ser titular por Nahuel Molina o Nicolás Tagliafico.

En tanto, en la mitad de la cancha, también podría haber novedades: Enzo Fernández es una de las opciones para fortalecer y darle juego al círculo central, aunque también Alexis Mac Allister es otro de los candidatos para meterse en el once principal por Alejandro Papu Gómez o Leandro Paredes, reemplazado en el complemento.

Cabe destacar que todos estos retoques en la formación se irán confirmado o descartando a medida que avancen las jornadas de trabajo. El jueves habrá un ensayo a puertas cerradas y el viernes volverán a abrir para la prensa después de la conferencia del entrenador, que hará hincapié en estos días al aspecto futbolístico y también al anímico del plantel, ya que pocas veces sufrió una derrota de este calibre. Es el primer tropiezo luego de más de dos años y el fin del invicto de 36 compromisos.