La inflación de noviembre no cede y rondará el 6%, según los analistas privados

El Relevamiento de Expectativa de Mercados (REM) del Banco Central estima que el nivel de precios será del 6,2% en el anteúltimo mes del año. Especialistas advierten por el impacto de la suba de los servicios regulados.
jueves, 17 de noviembre de 2022 · 07:52

Luego de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) diera a conocer que la inflación de octubre fue de 6,3% -lo que arrojó una suba interanual del 88%-, las consultoras privadas proyectaron que en noviembre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) tendrá un piso del 6% y para diciembre acumulará el 100% anual.

Las proyecciones también se reflejan en el último en el Relevamiento de Expectativa de Mercados (REM) que dio a conocer el Banco Central de la República Argentina (BCRA), estima una inflación del 6,2% en noviembre.

Esa cifra se acerca a las proyecciones de la consultora C&T, que estimó un aumento del 6,1% para el nivel de precios de noviembre. Por su parte, en LCG, calcularon también que el índice general de inflación se ubicará en torno al 6%.

Según esa consultora, en las primeras dos semanas de noviembre el Relevamiento de Precios de Alimentos registró un aumento promedio del 0,9% semanal, lo que representa una tasa mensualizada del 4,5% aproximadamente. “De convalidarse esta cifra, supondría un aporte de 1,3 puntos porcentuales a la inflación general”, aseguraron.

A los alimentos se le sumarían los incrementos en electricidad (14,7%), gas (13%), taxis (20%) y personal de casas particulares (9%) que sumarían otros 1,3 puntos porcentuales sobre la inflación total, indicó la estimación privada.

Desde la consultora LCG, aseguró a TN que la inflación del 100% anual “funcionará como piso para 2023?, ya que “no parecen existir anclas que permitan moderar las expectativas”.

Aseguraron, además, que “Precios Justos”, el nuevo programa de congelamiento de precios impulsado por el Gobierno, puede disminuir la inercia en la escalada de precios “en el cortísimo plazo”, pero que no tendrá un impacto para “generar un sendero estable de disminución de precios”.

“Generará una distorsión entre los precios de los productos incorporados al programa y los que queden por fuera de él, provocando que eventualmente se deban aplicar ajustes”, explicaron.