AFIP reglamentó los cambios en Ganancias: a partir de qué salario se paga ahora el Impuesto

martes, 14 de junio de 2022 · 07:43

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó las modificaciones del Impuesto a las Ganancias para que los trabajadores con salarios mensuales de hasta $280.792 brutos dejen de pagar el tributo. La modificación rige para los salarios devengados a partir del 1° de junio de 2022.

La Resolución General N°5206/2022 que instrumenta el nuevo piso para las remuneraciones a partir del cual se empieza a pagar el Impuesto a las Ganancias fue firmada a tres días de la sanción del Decreto 298/2022. La normativa que ya se encuentra vigente se publicó este martes en el Boletín Oficial. De esa forma quienes perciban una remuneración bruta mensual de hasta $280.792 no se verán alcanzados por el tributo.

La medida dispuesta por el Gobierno beneficia a trabajadores con salarios mensuales de hasta $280.792 brutos que dejan de pagar el tributo.

Entra en vigencia con los salarios devengados desde el 1° de junio.

Permite excluir del cálculo de Ganancias al medio aguinaldo que comenzará a abonarse en las próximas semanas.

Las personas con remuneraciones de entre $280.792 y $324.182 brutos registrarán una significativa reducción en su carga tributaria.

La Resolución General N°5206/2022 de la AFIP que instrumentó el nuevo piso a partir del cual se empieza a pagar Ganancias se firmó este viernes, a tres días de la sanción del Decreto 298/2022. La normativa se publica el martes en el Boletín Oficial.

Aguinaldo eximido

Como estableció el Poder Ejecutivo, la normativa de la AFIP exime del cálculo del Impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo que se comenzará a abonar en las próximas semanas.

Los empleadores, en su rol de agentes de retención, deberán generar una liquidación adicional respecto de las remuneraciones, incluidas el aguinaldo, devengadas desde el 1° de junio de 2022 que se hubieran liquidado con anterioridad a la publicación de la resolución de la AFIP. En caso de haber diferencias por aplicación de los nuevos montos, éstas deberán reintegrarse en con el primer salario se pague a partir de la vigencia de la normativa.

La resolución instrumenta la deducción especial incrementada para que el impuesto sólo alcance a las personas con salarios mensuales superiores a $280.792 brutos. Asimismo, la normativa permite que las personas con remuneraciones mensuales de entre $280.792 y $324.182 brutos afronten una menor carga tributaria.