Escuchala online

Trump habló con Macri y respaldó las reformas económicas

El presidente de Estados Unidos se comunicó con el líder de Cambiemos para expresarle su apoyo a las medidas económicas adoptadas.

El “fuerte apoyo a la a agenda económica en pro del crecimiento del presidente Macri” que –nuevamente – manifestó el primer mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, merece más de una lectura. La necesidad de consolidar la tranquilidad en el mercado de cambios argentino, el grado de exposición del FMI con el país y la problemática de Venezuela son algunos de los elementos que están detrás de la conversación telefónica que este miércoles mantuvieron los presidentes estadounidense y argentino.

Trump y Macri dialogaron por teléfono sobre la reforma económica y los "desafíos regionales", según sostuvo la Casa Blanca primero y bastante tiempo después la Casa Rosada a través de un comunicado.

En la conversación, que duró unos diez minutos, "el presidente Trump expresó su firme apoyo a la agenda económica del presidente Macri en pro del crecimiento y a los avances que ha logrado en la modernización de la economía argentina", cita el comunicado oficial de la Casa Blanca.

No es casual que la conversación entre ambos mandatarios tuviera lugar el mismo día en que arribó a Buenos Aires una nueva misión del Fondo Monetario Internacional, en esta oportunidad para realizar la cuarta revisión del plan económico argentino que respalda el Acuerdo Stand-By de 36 meses solicitado por el país un año atrás. El equipo está integrado por Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI y por el jefe de la misión Roberto Cardarelli.

La visita se produce tan sólo unos días después de que el organismo multilateral hiciera una excepción con la Argentina, permitiéndole intervenir con las reservas resultantes del apoyo financiero del Fondo en el mercado de cambios. Esta decisión está vedada en los estatutos del FMI y fue adoptada sin que mediara una decisión del Directorio del organismo.

La magnitud del apoyo otorgado por el FMI – u$s 57.000 millones, una cifra sin precedentes – y la flexibilidad con que el organismo está tratando el caso argentino, provoca inquietud tanto entre los miembros políticos del Fondo como entre el personal técnico, según señalan noticias provenientes de Washington. En este contexto, el apoyo de Trump fue recibido favorablemente por el staff del Fondo, toda vez que los Estados Unidos es el principal socio de este club.

Apoyo político

Tampoco resulta casual este fuerte respaldo de la administración Trump en momentos que el Gobierno lanzó una convocatoria a mayoría de la dirigencia argentina. Los 10 puntos iniciales del gobierno ratifican la política económica que viene implementando la administración Cambiemos que, en un principio, parecían tópicos que no “se negociaban” y hoy se observa más flexibilidad.

Así lo expresó, tanto el gobernador Gustavo Bordet de Entre Ríos como Daniel Scioli, candidato presidencial, que en el dialogo que mantuvieron con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio observaron una voluntad al consenso.

El llamado del presidente norteamericano da un respaldo más a la administración de Macri y también, interpretaban, lo fortalece en el marco de la discusión para llegar a un acuerdo con las dirigencias que se espera quede plasmado en un escrito.

“La idea es dar previsibilidad del rumbo tanto al mundo como a los argentinos” y comentan en la Rosada y, en líneas generales, la mayoría de los opositores no tendrían mayores objeciones a este punto. La discusión es que la previsibilidad se sostiene con políticas y, en varios casos, las diferencias no son menores.

El llamado de Trump no pasó desapercibido en los círculos políticos. Se teme que este “fuerte respaldo” haga más difícil la incorporación de otros puntos o que se abandone algunos de los propuestos por el gobierno habida cuenta que, conocen, que la convocatoria a un acuerdo no es una medida que entusiasme al jefe de Gabinete, Marcos Peña y es de suponer que tampoco mucho al presidente Macri.

El tema también fue analizado dentro de la coalición de gobierno y particularmente entre los socios radicales. Temen que este respaldo internacional pueda disminuir las posibilidades de correcciones en distintas medidas de gobierno.

Más dólares

En el mercado de cambios argentino la noticia se leyó como un mensaje tranquilizador. Es que el respaldo de Trump - constituye una nueva manifestación de cuán comprometido están los Estados Unidos en lograr la continuidad de las políticas de Cambiemos - más allá del poder de fuego con que cuenta ahora el Banco Central tras la decisión del Fondo de permitirle usar arbitrariamente las reservas-.

Si bien no existe certeza en cuanto la magnitud de las reservas de libre disponibilidad con que cuenta el Banco Central para intervenir ante escenarios de stress cambiario, en medios privados se calcula que se trata de unos u$s 20.000 millones. Esta cifra, entienden los analistas, podría ser suficiente para evitar bruscas alteraciones en el valor del dólar, al menos durante el periodo previo a las elecciones. Pero existen dudas en cuanto a qué sucederá con el mercado tras las elecciones primarias que tendrán lugar en agosto, particularmente si los resultados arrojan la posibilidad de un giro en las políticas con el próximo gobierno.

En este sentido, desde el exterior se maneja la información que llegado el caso el gobierno de Trump podría estar dispuesto a otorgar un préstamo a la Argentina vía el Tesoro de los Estados Unidos, si bien necesitaría de la autorización del Congreso de ese país, en otras oportunidades estos préstamos han sido otorgados evitando el paso por los legisladores.

Aparte de la situación Argentina, la relación de la administración Trump con el gobierno argentino tiene un interés geopolítico a partir de la difícil situación por la que atraviesa Venezuela. En tal sentido, en la Casa Rosada se comentó que sobre el cierre de la conversación telefónica, los mandatarios manifestaron su preocupación por la continuidad del régimen de Nicolás Maduro.

Comentarios Libres