Un terremoto de 7,7 grados sacudió a México cuando se conmemoraban los aniversarios de dos fuertes sismos

lunes, 19 de septiembre de 2022 · 17:33

Un sismo de 7,7 grados en la escala de Richter sacudió este lunes el centro de México cuanto se conmemoraban los aniversarios de dos poderosos terremotos que dejaron miles de muertos en 1985 y 2017, informó el Servicio Sismológico Nacional.

“Una persona falleció por la caída de una barda (muro) de un centro comercial en Manzanillo (estado de Colima)”, informó en Twitter el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El epicentro se localizó 59 kilómetros al sur de Coalcoman, en el estado de Michoacán, en la costa del Pacífico. Poco antes se había realizado un simulacro nacional de sismo.

En un primer momento, se informó que la intensidad del terremoto había sido de 6,8 grados. Para el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) la magnitud del temblor fue de 7,6 grados, reportó AP.

El NWS Tsunami Alerts de Estados Unidos activó alerta de maremoto para las costas de Michoacán, informó el diario Excelsior. Sin embargo, poco después, el Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina mexicana dijo que “no se espera la generación de variaciones del nivel del mar debido a la ubicación del epicentro”.

El temblor activó la alerta sísmica, que suena un minuto antes de la ocurrencia del fenómeno, provocando escenas de pánico en varios sectores de la capital, de 9,2 millones de habitantes. La alarma, seguida del temblor, sonó menos de una hora después de que millones de personas participaran en un simulacro nacional, que se realiza todos los 19 de septiembre.

En Michoacán, en la zona del epicentro, el sismo provocó algunos daños. “Uno de los daños más significativos los sufrió el templo de Santo Santiago Apóstol, que presentó agrietamientos y que habrá que evaluar para descartar posible derrumbe”, informó la Voz de Michoacán. Además, detalló que se reportaron “techos de casas parcialmente derrumbados, además de estantes en comercios con productos tirados en el piso”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que “no haya pasado nada grave” tras el fuerte sismo que sacudió el país y que ocurrió apenas una hora después de un gran simulacro nacional de terremoto que se realiza todos los 19 de septiembre, en conmemoración de los fuertes temblores de 1985 y 2017.