Juicio por el crimen de Báez Sosa: este lunes declaran los dos rugbiers sobreseídos y el “sospechoso número 11”

lunes, 16 de enero de 2023 · 08:12

Este lunes será un día clave en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. Desde temprano, las puertas del Tribunal de Dolores se abrirán para una nueva jornada, en la cual declararán los dos jóvenes sobreseídos en la causa, el "sospechoso número 11" y los padres de algunos de los ocho rugbiers acusados.

Para la jornada del lunes están citados ocho testigos, entre ellos Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi. Estos dos jóvenes veraneaban en Villa Gesell junto a los ocho imputados. Al principio, ellos fueron detenidos pero con el avance de la causa, quedaron sobreseídos por falta de pruebas en su contra.

Guarino y Milanesi enfrentarán una declaración "muy delicada", porque al ser citados como testigos tienen la obligación de decir verdad y lo que digan podría incriminar a sus amigos o bien autoincriminarse, lo que obligaría al Tribunal a suspender sus testimonios porque nadie está obligado a declarar contra sí mismo.

"Tendrán que moverse en un margen muy fino, entre decir la verdad y no perjudicar a sus amigos y no caer en un falso testimonio", dijo un vocero con acceso a la causa.

El sospechoso número 11

Otro testigo clave de la jornada será Tomás Ítalo Colazzo. Se trata de un amigo de los imputados que fue señalado como el "sospechoso número 11" por el abogado Fernando Burlando.

"En el caso de Colazzo, también es una situación compleja, por las mismas razones que los dos jóvenes que fueron sobreseídos, a las que se suma que él nunca fue parte de la causa, nunca brindó declaración ni fue interrogado o intervino en el marco de una actuación judicial que puede ser exigente emocionalmente", explicó el vocero judicial, en diálogo con Télam.

La lista de testigos también incluye a Santino Franco Massagli, José Aníbal Leguiza y Juan Ignacio Neme Correa, tres amigos de Blas Cinalli, uno de los ocho imputados, con quienes intercambió mensajes escritos y de audio por WhatsApp, luego del asesinato.

La semana pasada se revelaron los mensajes de Cinalli enviados a otros amigos que no integraban el grupo de los rugbiers. "Nos peleamos. Ganamos contra unos chetos, los rompimos"; "Creo que matamos a uno"; "Le dimos murra a uno con el 'perto', lo recagamos a palo, pero mal. Nos vinimos corriendo a la casa"; "Nos vamos a la playa. Previa en casa, vienen todas las gatas" y "yo sólo quiero tomar vino y fumar flores", fueron algunas de las conversaciones.

Declaran las madres de los acusados

Por último, si el tiempo lo permite, este lunes declararán bajo juramento los familiares de los acusados. Entre ellas, Rosalía Zárate -madre de Máximo Thomsen-, quien era funcionaria de la municipalidad de Zárate y que renunció a su cargo tras la imputación de su hijo.

Además, María Paula Cinalli, madre de Blas Cinalli y tía de Luciano y Ciro Pertossi, será la otra madre en sentarse frente a los jueces.

Fuentes de la fiscalía informaron que los padres y madres de los acusados que brindarán testimonio entre lunes y martes son testigos de concepto, y que será la defensa la que se encargará de demostrar en el juicio cual puede ser el valor de sus eventuales aportes respecto del hecho analizado en el fallo.

Según el artículo 234 del Código Penal Procesal bonaerense, los padres y madres no pueden declarar contra sus propios hijos, por lo que se prevé que la parte acusatoria no les va formular preguntas durante el interrogatorio.