Escuchala online

"Niego que las amas de casa se vayan a quedar sin beneficios jubilatorios"

El director de la UDAI ANSES, Fernando Capdevila, negó que las amas de casa se vayan a quedar sin la posibilidad de acceder a un beneficio jubilatorio por la finalización de la moratoria con la que se pagaban aportes

En dialogo con FM REPUBLICA 100.1, Fernando Capdevila aseguró que el Gobierno nacional tiene en vigencia la Pensión Universal para el Adulto Mayor que permite a las personas que no tienen ningún tipo de aporte acceder a un beneficio. De todos modos, trascendió que se volvería a prorrogar la moratoria porque para acceder a la PUAM la condición es tener 65 años.  

"Es un año político", retrucó Capdevila, y según explicó el Gobierno nacional puso en vigencia "una medida superadora".

“Lo que no se dice es que hay mucha gente que antes quedó afuera en las moratorias. Entonces, el Gobierno nacional puso en vigencia la pensión para el adulto mayor. Si la persona llega a los 65 años y no tiene ningún beneficio ni aporte, ANSES le da la pensión de adulto mayor. Se trata  una cobertura que corresponde al 85% de la jubilación mínima y la obra social del Pami. Entonces ahí entra el 100% de la gente", sostuvo.  

Lo que es cierto es que la moratoria previsional para las mujeres mayores de 60 años que quieren acceder a una jubilación y no tienen todos sus aportes regularizados vencerá el próximo 23 de julio, tal como estaba previsto en el cronograma de Anses y luego de una extensión del plazo original.

 La moratoria abarca a las mujeres que cuenten entre 60 y 64 años de edad al 23 de julio de 2019 y que no alcancen la cantidad de años de aportes previsionales requerida. Luego de una evaluación socioeconómica que se realiza entre la Anses y la AFIP, se les da la opción de cancelar su deuda en un plan de hasta 60 cuotas -que se actualizan por el índice de movilidad- para obtener el beneficio jubilatorio.

Aunque todavía no hay información oficial, un diario nacional publicó ayer que el Gobierno volverá a extender el plazo, como se hizo en 2016. Las moratorias previsionales se basan en dos leyes: Ley 24.476 (modificada en 2005) y Ley 26.970 (de 2014) conocida como "jubilaciones de amas de casa". Esta ley abarca los períodos que van desde 1955 a 2003 desde los 18 años de edad. Por eso, las interesadas pueden notificar deudas desde un período anterior al 2003 y luego sumar los aportes realizados.

La moratoria originalmente vencía el 18 de septiembre de 2016 pero fue prorrogada hasta este año. Además, existen otras moratorias vigentes, como la Ley 24.476 que rige para los períodos entre 1955 y 1993 y la Ley 25.994 para personas que hayan cumplido la edad jubilatoria hasta el 2004. Estas medidas permitieron a unos 3,5 millones de personas en todo el país acceder a una jubilación mínima durante los últimos años.

De todos modos al finalizar la moratoria la opción para las personas sin aportes es acceder a la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) implementada por el gobierno de Mauricio Macri a través de la Ley de Reparación Histórica. Esta pensión rige a partir de los 65 años para ambos sexos, sin necesidad de ningún tipo de aportes, pero con un beneficio del 80% del haber mínimo. Para recibir esta pensión se requiere no recibir ningún otro tipo de prestación como las pensiones por viudez.

Según se informó, ante el reclamo de organizaciones de jubilados y de amas de casa, y más aún en un año electoral, el Gobierno analiza prorrogar el plazo para acogerse a la moratoria para las mujeres de entre 60 y 65 años.

Es que si no se prorroga la medida, las mujeres entre esas edades, que tengan menos de 30 años de aportes, no podrán jubilarse. Y deberán esperar hasta tener los 65 años para acceder a la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor). Y en ese caso cobrarán un haber equivalente al 80% del haber mínimo (hoy $ 8.328), al margen de la cantidad de años aportados al sistema.

 

Comentarios Libres