Escuchala online

“No hay garantía” para una reforma total de la Constitución

El diputado Francisco Monti, mostró su desacuerdo con la reforma total de la Constitución “podría implicar cualquier cosa” porque el articulado del proyecto no menciona qué puntos se deben modificar. Dijo que la actual Carta Magna provincial “es muy mala, pero no podemos pasar de ‘Guatemala a Guatepeor’”.

El último martes, los bloques del oficialismo, junto al bloque unipersonal “Raúl Ricardo Alfonsín”, presentaron el proyecto de declaración de la necesidad de la reforma de la Constitución, con la particularidad que, a diferencia de la iniciativa enviada por el Ejecutivo en 2014, ahora se propone una reforma total y no parcial de la Carta Magna.

Si bien el proyecto original del Ejecutivo no logró el apoyo de la oposición, parece estar claro que tampoco lo hará esta nueva iniciativa. Si no hubo acuerdo en modificar algunos puntos específicos, menos parecería que pueda acordar una reforma mucho mayor.

Si había dudas, el diputado del FCyS-Cambiemos, Francisco Monti, se encargó de despejar las dudas. “En este caso, el proyecto presentado propone una reforma total de la Constitución provincial, lo cual podría implicar cualquier cosa. No sabemos cuál es la postura del oficialismo de la provincia respecto de qué tipo de Constitución quiere. Podría ser una Constitución bolivariana, al estilo de Nicolás Maduro o ser una Constitución muy republicana”, sostuvo ante su postura respecto del nuevo proyecto presentado por el justicialismo.

Y agregó: “Desde el punto de vista del contenido, no hay una posición clara y la verdad que se hace muy difícil el análisis”. En este sentido, indicó que al ser una reforma total la que se propone, el articulado del proyecto ingresado el martes a la Cámara baja no señala qué cosas y en qué sentido se deben reformar, dejando abierta la posibilidad a que la Convención Constituyente modifique a su antojo cualquier punto de la Carta Magna.

El legislador aseguró que “nuestra Constitución es muy mala, pero creo que no podemos pasar tampoco de ‘Guatemala a guatepeor’. Si la queremos mejorar debemos abordar un acuerdo político, pero que no sea solamente de cúpulas políticas sino que también tenga consenso en la sociedad civil, con un trabajo técnico muy profundo, que es algo que no se vislumbra en este proyecto”.

Por último, el dirigente radical dijo tener la teoría de que el Gobierno no tiene intenciones reales de modificar la Constitución, sino “sacar de la agenda” los problemas que tiene la provincia como, por ejemplo, “el sistema de Salud, que se cae a pedazos. “De parte del oficialismo no hubo ningún tipo de conversación profunda previa con la oposición, ni siquiera se hicieron los más mínimos intentos e incluso se ha iniciado este proceso intentando correr con la vaina al Frente Cívico y Social - Cambiemos, quizás para instalar una agenda que el Gobierno considera que le conviene”, indicó.


 

Comentarios Libres