Escuchala online

Polémica en Municipio de Valle Viejo

El municipio chacarero inició cinco sumarios administrativos a trabajadores que prestaban servicios en la secretaría de Gobierno. Uno de los afectados aseguró que de ese quinteto, tres ya habían sido cesanteados.

Se trata del ahora extrabajador Germán Álvarez relató que en el expediente en el que figura su persona son cinco los sumariados y tres los cesanteados. En este sentido, estimaba que los dos restantes trabajadores iban a correr el mismo destino. “Tengo conocimiento de que otros trabajadores ya fueron cesanteados pero no sabría con certeza la cantidad, sé que hay uno que también fue cesanteado en la secretaría de Obras Públicas” dijo.


 

Álvarez señaló que los cinco sumariados son de la misma área: la secretaría de Gobierno. A la vez, indicó que el instrumento lleva la firma del intendente, Gustavo Jalile, su hijo Jair y la directora de sumarios, Romina Elizondo. 


La situación es inquietante no solo en los términos en los que se produjo sino también por los vínculos. “Somos todos allegados al anterior secretario de Gobierno (Marcelo Camaño) y por este motivo, entendemos, somos sumariados”, mencionó Álvarez acotando que “por este motivo existe esta persecución”.


Además, el extrabajador comentó que los hermanos de Camaño también fueron sumariados. “Fueron notificados conjuntamente conmigo, cuando me entregan el decreto de cesantía a ellos recién les notifican del sumario”, dijo e insistió en que se trata de  “una persecución política”.   


De acuerdo a lo que explicó el ahora exempleado, en dos casos estaban haciendo uso de su licencia acumulada, firmada por el jefe de recursos humanos y el secretario de Gobierno. En este sentido, ilustró que “tenía que volver el 14 de junio y en el transcurso de la semana pasada, el 17, me notifican de un sumario administrativo por supuesto abandono de trabajo”. Álvarez remarcó que a partir de la notificación tiene un plazo de 10 días para hacer el descargo correspondiente pero “hoy -por ayer- ya me notifican directamente la cesantía”.


“Ni siquiera me dieron tiempo para dar la respuesta, incumpliendo ellos los plazos legales”, agregó. 
Según señaló el extrabajador, todos los cesanteados eran de planta permanente. En su caso, con una antigüedad de 3 años y medio y en otros con “más de 12 años de antigüedad”. 


En tanto, Álvarez tiene otra preocupación más allá de haber sido cesado laboralmente. “Tengo un pequeño emprendimiento avícola familiar donde también trabaja un grupo de chicos y un pequeño local comercial y como hay una persecución política, seguro voy a sufrir atropellos, eso es lo que me preocupa”, señaló.  


En otras áreas del municipio trascendió que el número de sumarios alcanza una  decena y todos con avance en los últimos 20 días. Según mencionaron fuentes que pidieron reservar su identidad, los 10 sumarios ya habrían acabado en cesantías.
Además, en el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) chacarero se comenzó a analizar iniciar acciones legales.


 

Comentarios Libres