Elpidio Guaraz fue centro de una encendida polémica en la Cámara de Diputados

La complicada situación judicial del intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, quien está acusado de abuso sexual y privación ilegítima de la libertad, desató la polémica en la Cámara de Diputados y provocó la división del bloque del Frente de Todos. El conflicto se generó por un proyecto que presentó la diputada Natalia Herrera (UCR) para repudiar la continuidad de Guaraz al frente del municipio.
jueves, 17 de noviembre de 2022 · 07:50

La iniciativa en cuestión, no solo dividió al oficialismo al momento de ser votada, sino que también generó una insólita y confusa situación que llevó a la oposición a acusar al oficialismo de “escaparle al debate”.

El proyecto en cuestión fue presentado por la diputada radical, Natalia Herrera, quien en dialogo con FM REPUBLICA 103.1, nos contaba que el proyecto solicitaba al cuerpo declarar “el más enérgico repudio a la continuidad en el ejercicio del cargo de intendente de Bañado de Ovanta, a Elpidio Guaraz, quien está actualmente imputado por una causa de abuso sexual con acceso carnal y privación ilegítima de libertad”

Herrera comentó ademas que el proyecto exhorta y exige al intendente “a apartarse de inmediato del ejercicio del cargo hasta tanto se expida la Justicia penal”.

La polemica se inició debido a que como el proyecto no tenía despacho de comisión, necesitaba ser habilitado por los dos tercios de los presentes para su tratamiento. El diputado oficialista Juan Denett se opuso al planteo y pidió que el proyecto pase a comisión. “Desde el bloque del FT, puesto que ya nos hemos expresado varios compañeros y es un tema que está en manos de la Justicia, solicitamos la pronta resolución por parte de la Justicia. La mora que existe lleva a esta situación y la postura del bloque es que el proyecto pase a comisión para que sea tratado”, dijo el legislador.

Sin embargo, la iniciativa puso a las mujeres del bloque oficialista que estaban en la sesión en una posición de alerta que se contradecía con lo planteado por Denett. Reaccionaron rápidamente y decidieron acompañar el proyecto.

Es por eso que, a pesar de ir contra la decisión del bloque, acompañaron la iniciativa de Herrera, a excepción de Analía Brizuela que votó en contra y de Claudia Palladino que se ausentó al momento de la votación. Votaron a favor: Cecilia Guerrero, María Argerich, Adriana Díaz, Estela Nieva, Paola Fedeli, Natalia Ponferrada y Natalia Soria. A ellas, se sumó Armando López Rodríguez.

Entre los hombres que se expresaron en contra, se encontraba Gustavo Aguirre, que justificó su voto pidiendo que el “proyecto se trate con total seriedad en la Comisión”. Otros diputados quisieron tomar la misma postura y justificar su voto, pero la presidenta del cuerpo, Cecilia Guerrero les aclaró que solamente debían votar por sí o por no.

Terminada la votación y en el marco de un clima tenso en el bloque oficialista, la Secretaría Parlamentaria informó que el proyecto obtuvo 18 votos afirmativos y 11 negativos. Además, informó de la ausencia de 11 diputados. Como eran 29 los presentes y para tratar el proyecto se necesitan 19 votos (dos tercios de los presentes), el proyecto fue rechazado.