"La sede del Gobierno Nacional debería trasladarse al interior"

El impacto del fallo de la Suprema Corte ordenando mediante cautelar el traspaso de fondos a Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) llevó a la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Guerrero, a plantear una mirada sobre el federalismo. Para el caso, la legisladora oficialista consideró que se debe abrir un serio debate para que CABA deje de ser la Capital Federal, devolviendo este territorio a provincia de Buenos Aires y, a la vez, llevar la sede administrativa nacional hacia otro punto del país.
lunes, 26 de diciembre de 2022 · 08:09

Guerrero  señaló que “habría que empezar a pensar y debatir sobre la posibilidad de desfederalizar la Ciudad de Buenos Aires, devolver el territorio de CABA a la Provincia de Buenos Aires, y establecer la Capital Federal en algún lugar del interior de la Patria”. En este orden de ideas, la legisladora oficialista recordó que el expresidente Raúl Alfonsín ya había planteado durante su mandato la necesidad de trasladar la Capital Federal a otro lugar. 


La idea, según posteó Guerrero en las redes sociales, apunta al longevo debate sobre el federalismo y la privilegiada posición que tiene CABA, al ser Capital Federal, sobre las demás subjurisdicciones nacionales. “Sería una manera de propender a terminar con los privilegios del distrito más rico del país, que afecta al conjunto de las Provincias argentinas” contempló al respecto la legisladora

 

Guerrero evaluó, con serios cuestionamientos, que se debe modificar desde la raíz al Poder Judicial nacional de la mano de una reforma de la Constitución argentina. “La necesidad de una reforma judicial profunda en el orden federal se impone cada vez con más urgencia, como resulta también imperioso avanzar hacia una nueva Constitución que restablezca el equilibrio entre los poderes del Estado, alterado sistemáticamente en los últimos años por el accionar político, arbitrario e ilegitimo de la Corte Suprema que se autoatribuye facultades que son propias del Congreso Nacional”. En este orden de ideas, deslizó que el fallo del máximo tribunal restableció “la vigencia de una ley derogada por el Poder Legislativo, suspendiendo la aplicación de otra ley que ni siquiera fue declarada inconstitucional”.

 

“A ello se suma la deleznable conducta de algunos magistrados, cooptados a través de dádivas vergonzosas por grupos de poder económico e influencias indebidas de otros factores de poder provenientes de fuera de nuestras fronteras” continuó Guerrero, aludiendo al polémico viaje de cinco jueces federales en un avión privado a la estancia Lago Escondido del inglés Joe Lewis. Allí también estuvo un CEO del mencionado medio porteño, el ministro de Justicia de CABA, Marcelo D’alessandro y el Fiscal General de CABA, Juan Bautista Mahiques. 

 

“La ausencia de controles populares respecto del funcionamiento del Poder Judicial y la condición cuasi vitalicia de sus integrantes, que no rinden cuentas ni revalidan sus saberes, ni idoneidades jurídicas ni éticas, contribuyen al agravamiento del estado de descomposición del Poder Judicial que afecta al conjunto del Pueblo argentino”