Escuchala online

Alto acatamiento al paro universitario

La adhesión fue del 100% en la Fray y en la ENET Nº 1. En la UNCA llegó al 85%. A nivel nacional hubo una movilización.

El paro universitario dispuesto a nivel nacional por los gremios docentes del sector comenzó ayer con un gran acatamiento en Catamarca. En las escuelas preuniversitarias la adhesión alcanzó el 100% mientras que en la Universidad Nacional de Catamarca (UNCA) rondó entre un 85% y 90% de adhesión, según los datos brindados por Fernando Morales, representante del Gremio Docente Universitario. Hoy culminará el paro y por la tarde se decidirá cómo continuará el plan de lucha dispuesto en reclamo por la falta de acuerdo salarial para este año.

Según explicó Morales, la gran adhesión a la medida de fuerza se debe al malestar que hay en el sector docente “porque ya estamos cerca de comenzar el sexto mes del año y no tenemos respuesta por el pedido de incremento salarial acorde a la situación que está viviendo el país”.  Es que en la última reunión paritaria, la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación ofreció un incremento del 15% dividido en 4 cuotas. Esto fue rechazado de manera unánime y generó un gran malestar en todos los gremios.

En Buenos Aires tanto los gremios como estudiantes se movilizaron desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo solicitando "una inmediata recomposición salarial".

En tanto que el GDU se expresó también a través de un comunicado señalando que “en un contexto inflacionario, el deterioro del salario y los recursos financieros de los organismos del Estado constituyen una realidad asfixiante, por lo que si no se toman medidas tendientes a su remediación, la resultante es la baja de la calidad de las prestaciones y las funciones institucionales, que se agravan, si las administraciones de cada unidad autónoma no es eficiente”.

Lo que pide la CONADU y la mayoría de los gremios es un aumento salarial del 35%, más actualización automática por inflación (cláusula gatillo), blanqueo de las sumas en negro, regularización de docentes contratados y ad honorem, cumplimiento de los acuerdos paritarios particulares, financiamiento para la plena aplicación del CCT y fondos de capacitación docente sin restricciones.

Por otra parte, Morales se refirió al conflicto en la Facultad de Humanidades y señaló que “tiene que ver con la falta de planificación y que si bien solo un 15% del presupuesto universitario es para funcionamiento, está mal administrado”.
Solución en Humanidades

La decana de Humanidades, Patricia Breppe, manifestó que el diálogo con estudiantes y profesores de la Facultad el miércoles a la tarde en la asamblea fue “muy fructífero”, y valoró “el compromiso de todos los actores de la vida universitaria para mejorar las condiciones edilicias". Y que es  voluntad de ella mantener un diálogo fluido con todos los estamentos para seguir analizando los modos de ir dando soluciones a los problemas de la Facultad. “Creo que el diálogo y la buena comunicación es el camino correcto y más eficaz para encontrar las mejores soluciones”, dijo.

Destacó, respecto de las gestiones para la construcción de aulas para uso exclusivo de la Facultad, que es un reclamo histórico de todos los claustros y que ha sido gestionado por todas las anteriores conducciones, pero que es recién en la actualidad que el proyecto se puso en marcha “por las conversaciones que iniciamos con el Rectorado apenas nos hicimos cargo y que hoy están dando sus frutos”.

Comentarios Libres