Escuchala online

Surgen alternativas en Longvie para evitar despidos

Los trabajadores de la metalúrgica Longvie, ubicada en El Pantanillo, decidirán mañana si aceptan o no una propuesta de la empresa con la que mantendrían la planta de personal al menos por los próximos meses.

Es que la firma ofreció un programa de suspensiones que se ejecutaría hasta julio, y por el que pagarían el 70% de los haberes. El gremio pide más garantías.
Luego del reclamo de los trabajadores que paralizaron la producción de la fábrica desde el lunes por los ocho despidos de la semana anterior, la gerencia de Longvie convocó a los delegados y comisión directiva de la Unión Obrera Metalúrgica local para ofrecer un programa de suspensiones con el que prometen cesar con las desvinculaciones.

"La producción cayó y ellos nos dicen que 'les sobran días', por lo que nos ofrecieron este acuerdo de suspensión por tres meses, con diez días por mes, y se pagaría el 70% del sueldo", explicó el delegado Nicolás Aybar, en diálogo con El Ancasti.
De esta forma, Longvie pararía su producción diez días en mayo, diez días en junio y diez en julio, con el compromiso de que se mantendrán todas las fuentes de trabajo que quedaron: 65 tras los últimos despidos.

El lunes los empleados definirán en asamblea si aceptan o no el acuerdo. El gremio, adelantaron, pedirá que se garanticen los puestos de trabajo al menos hasta fin de año.

Por otra parte, el viernes percibieron la indemnización los empleados que fueron despedidos y varios se acercaron al gremio a buscar asesoramiento. Según habían indicado, serían compensados con el 100% de lo que les corresponde por ley.

Pedido especial
Tras los despidos de la semana pasada, los trabajadores expresaron su preocupación por el futuro de la fábrica, ya que a partir de este mes debían retomar la actividad con el cronograma "normal".

Es que hasta marzo la empresa tuvo otro acuerdo de suspensiones que duró dos meses: cumplieron diez días de suspensión en febrero por el 75% de su salario bruto; y otros diez días en marzo por el 70% de sus haberes, siempre con todos los adicionales contemplados en la liquidación.
Sin embargo, ese acuerdo se vio morigerado por los incrementos salariales, que contemplaban un 5% para febrero y 7,2% para marzo.

Argumento
La caída de las ventas que adujo la empresa para los despidos de la semana pasada también fue el motivo de las últimas suspensiones y de los despidos que se produjeron en octubre del año pasado.
Los empleados relataron que la fábrica produce en relación a las ventas pactadas, por lo que hay una importante capacidad ociosa en la fábrica.

Además, la planta de Catamarca solo produce lavarropas, mientras que las de Paraná y Buenos Aires tienen una cartera de productos más versátil. En esas plantas no hubo despidos el mes pasado.

Comentarios Libres