Escuchala online

Principio de acuerdo de trabajadores de Turismo

Finalmente, los trabajadores de las áreas de Turismo, pertenecientes al Ministerio de Cultura y Turismo de la provincia, que protestaron porque el Gobierno les quitó unas oficinas nuevas que habían sido construidas para ellos, para transferirlas a otra repartición, llegaron a un acuerdo en una reunión que mantuvieron días atrás con el ministro, Luis Maubecín.

Acordaron que no se irán de la Manzana del Turismo y que se trasladarán a un nuevo edifico que estará ubicado dentro de la misma y ya polémica Manzana, pero en el sector donde se encontraba el antiguo “Unku Rancho”, sobre calle Ministro Dulce, entre Avenida Colón y Avenida Virgen del Valle.

Los trabajadores, desde hace varias semanas, venían realizando distintas manifestaciones con cortes de calle incluidos y asambleas, argumentado que la anterior gestión les había prometido que el nuevo edificio que se construyó sobre avenida Colón iba a ser destinado para ellos, con lo cual se les mejoraría las condiciones laborales. Sin embargo y a pesar de que tenía cartelería que indicaba que serían oficinas de Turismo, se decidió ceder la nueva construcción al ministerio de Planificación y Modernización.

En tanto que los empleados de las distintas Direcciones de Turismo continuaban en las viejas oficinas de la calle General Roca. 
Pero ante los constantes reclamos de los empleados, quienes también realizaron una junta de firmas con los vecinos de la zona, el viernes pasado se reunieron  con el Ministro Maubecín donde llegaron a un acuerdo. “Planteamos quedarnos en la Manzana del Turismo, las Direcciones de Desarrollo Turístico, de Promoción y de Calidad Turística, y Maubecín,  nos dijo que sí, que íbamos a seguir así, haciendo un relevamiento de cuántos trabajadores quedamos en ese lugar y que dentro de los cambios en el ex Unku rancho nos iban a destinar un espacio”, comentó Fernando Morales, uno de los empleados de Turismo.

Por otra parte, los trabajadores también acordaron que no haya ningún tipo de represalias para aquellos empleados que se encontraban al frente de la protesta. “Nos dijo que esa no era su costumbre ni su manera de trabajo, y que ellos lamentablemente se encontraron con esa situación cuando recién iniciaba la gestión”, contó Morales.

Comentarios Libres