Microrrelatos de pandemia: Pequeñas esculturas que cuentan muchas historias

viernes, 18 de noviembre de 2022 · 11:57

La noche del jueves 17 de noviembre, en coincidencia con el día del escultor, Estela Moreno presentó en el Museo Provincial de Bellas Artes Laureano Brizuela su primera muestra individual de esculturas, “Microrrelatos de pandemia” donde despliega -en esculturas de pequeño formato- un sinfín de historias que fueron las de todos, o las de muchos, durante dos largos años.

“Esta muestra representa algo muy visceral. Pasó la pandemia y vine a meter de nuevo el dedo en la llaga con estos microrrelatos, con los que creo muchos se pueden sentir representados”, dijo la artista.

“Sentía que era urgente expresar a través del arte todas estas historias que me llegaron”, dijo. Así, a lo largo de las distintas salas del museo se suceden obras de cuidada factura bajo el hilo conductor de lo que el confinamiento generó al interior de las personas, al interior de sus hogares y en la relación con los otros.

La directora de Patrimonio y Museos, Laura Maubecín -junto a la responsable del Museo de Bellas Artes, Gabriela Brouwer- acompañó la inauguración de la muestra y valoró su calidad artística: “Microrrelatos expresa las emociones que muchos sentimos en pandemia y que en Estela se transformaron en arte”.

“Desafío de opuestos”, “Quién salva a quién”, “Amores constrictores”, “Zona de confort”, “Distancias convenientes” y la serie “Cada casa fue un mundo” son solo una parte de esas micro-escenas hechas en cerámica que disparan en quien las observa miles de historias conocidas, propias o ajenas.

La muestra incluye en una de sus salas una instalación lúdica “Lo que nos quitaron”, que invita al visitante a tomarse fotos detrás de barbijos, que develan u ocultan sonrisas.

Griselda Nassif, a cargo de la curaduría de la muestra, también valoró el proceso creativo de Estela y su resultado. En el texto curatorial que recibe al visitante en el ingreso al museo escribió: “El recorrido de esta muestra implica el encontrarse y tal vez identificarse con los propios relatos de cómo atravesamos la pandemia desde cada experiencia personal y colectiva, experimentando el goce estético ante obras trabajadas minuciosamente en un despliegue de formas, texturas y colores, creando imágenes únicas que trastocan, con humor y emotividad, lo crítico dentro de circunstancias difíciles”.

La muestra se puede visitar, con entrada libre y gratuita, en San Martín 316 de lunes a viernes de 8 a 13 y de 15 a 20 y los sábados y feriados, de 9 a 13 hs.