"Es lamentable ver el estado en que se encuentra el Hospital San Juan Bautista"

La diputada provincial de Juntos por el Cambio, Natalia Herrera publicó en sus redes sociales un extenso documento donde detalla la situación de supuesto “abondono” en el que se encontraría el Hospital San Juan Bautistas, acompañó la denuncia con fotos
viernes, 5 de agosto de 2022 · 08:50

“Después de varios pedidos de informes, de varias visitas visibilizando el estado del nosocomio, todo sigue en el mismo estado, abandono y olvido de la institución.
 
Las fotos de hoy (agosto 2022, séptima visita) parecen las mismas que compartí en mi primera visita en mayo del 2020. Volvimos, y no sólo sigue en las peores condiciones, ahora nos encontramos con los 2 ascensores sin funcionar hace más de un año. El auditorio que era utilizado para charlas, capacitaciones, talleres, hoy es un depósito que día a día se deteriora”, manifestó Herrera. 

Además, la legisladora mencionó que “las calderas siguen sin reparación hace más de 8 años, impidiendo a los pacientes contar con agua caliente en las habitaciones. Los internos no pueden higienizarse. inhumano. A quién no le queda opción más que recurrir al hospital, debe atravesar un sinfín de penurias producto de la decidía que aqueja al sector. La lavandería cada día en peor estado, donde sólo funciona uno de los cuatro lavarropas industriales, la centrifugadora funciona con ayuda de los empleados que lo deben frenar de forma manual. Sumado la pérdida de agua permanente. Con promesas de arreglo que vienen hace varios años. La mayoría de los espacios del hospital no cuentan con matafuegos, poniendo en riesgo letal la vida de pacientes, empleados y público en general que asiste al establecimiento. Los empleados de mantenimiento no cuentan desde el año 2011 con la indumentaria correspondiente y con las herramientas de trabajo y lo hacen con sus propias herramientas. Queremos que se dé a conocer cuál es la empresa que tiene a su cargo las tareas de mantenimiento, queremos saber cuál fue el destino de los quemadores de la caldera, compresores, cañerías de bronce de la instalación original, de las bombas de circulación de aire, compresores, motores de los aires acondicionados originales del sistema de refrigeración central del hospital, que ya no están en el hospital. Una vergüenza que el personal de salud deba trabajar en semejantes condiciones de precariedad. Basta de promesas y anuncios de millonarias inversiones para su refacción que no se cumplen. Basta de un hospital cada vez más pobre y desmantelado. Exigimos una vez más que estos problemas se solucionen con celeridad.  Estaré firme, defendiendo y visibilizando lo que es prioridad para los catamarqueños. Soy parte de esta lucha, y vamos a seguir trabajando para que nuestro hospital sea el que necesitamos y merecemos”, concluyó.